Cuencos Tibetanos

El Origen de los Cuencos Tibetanos (II)

El sonido según el tipo de Cuenco Tibetano.

Resultado de imagen de cuenco tibetano

 

El sonido de los Cuencos Tibetanos varía según algunas características de los cuencos. Por ejemplo dependiendo de la cantidad de un material u otro, del espesor del cuenco, o de la forma, que puede ser mas redondeada o recta.

El sonido también depende del tamaño del cuenco, algunos suenan más altos que otros, más o menos agudo; de la forma de tocarlos y el bastón o palo que se utilice; y de la persona que lo haga sonar, cada uno tiene una frecuencia vibratoria específica que se refleja en el sonido del cuenco al hacerlo sonar.

¿Cómo se hace sonar un Cuenco Tibetano?

Existen tres formas básicas de hacer sonar un cuenco. La primera es dar un golpecito al cuenco por fuera del borde y sentir como el sonido vibra, la segunda dar el mismo golpecito y luego hacer movimientos en círculo con el palo alrededor del cuenco, y la tercera es haciéndolo sonar únicamente con los movimientos circulares. Es importante que en cualquiera de las tres formas, al separar el palo del cuenco, se escuche el sonido hasta el final, hasta que deje de sonar.

Además, luego podremos ir haciendo sonidos más agudos o más graves, dependiendo de a qué altura del cuenco estemos tocando. Si tocamos el cuenco más hacia el borde, el sonido será más agudo, y si es en el centro, más grave. Y según la intensidad con el que lo toquemos, podremos controlar el volumen del sonido. Poco a poco podremos ir combinando los diferentes sonidos que proporcionan los cuencos.

Al tocar los cuencos según los ritos antiguos y con maestría, podremos conseguir una gama de sonidos que sirven para relajación, masajes, clases de yoga, eliminación de estrés, entre otras numerosas funciones.

¿Donde comprar Cuencos Tibetanos?

Imagen relacionada

 

En la actualidad comprar un cuenco tibetano es mas sencillo , ya que se pueden encontrar en muchas tiendas especializadas en terapias alternativas , asi como en tiendas de decoración étnica. El mejor sitio para comprar un cuenco tibetano es en BudaAzul.com, ya que sus precios pueden ser hasta la mitad de lo que se pagaría en cualquier tienda tradicional dónde fácilmente se triplica el precio.

El precio de cada cuenco tibetano depende de varios factores , como el trabajo, el tamaño y el peso, y especialmente lo que cada tienda quiera poner de margen comercial.

 

Anuncios

El origen de los cuencos tibetanos (I)

Los Cuencos Tibetanos y su historia.

Resultado de imagen de cuenco tibetano

 

Los Cuencos Tibetanos, con una antigüedad aproximada de 3000 años, son originarios de la cultura Pre Budista. Se cree que proceden de la Edad de Bronce China.

Los lamas y magos del Tíbet usan los cuencos desde hace siglos para curar la mente y algunas enfermedades del cuerpo. Además, son utilizados para producir un profundo bienestar, relajación y meditación. Se cree que el sonido de los cuencos a través de las vibraciones restablece el equilibrio de nuestro organismo.

Antiguamente, los cuencos tibetanos eran un tema tabú, los monjes mantuvieron durante años en secreto la forma de hacerlos y de hacerlos sonar, cuando les preguntaban decían que eran recipientes para comer. Siempre hubo cuencos tibetanos en los templos budistas, pero en comparación con otros instrumentos, no hay nada escrito sobre ellos. Los monjes tenían mucho interés en que las propiedades beneficiosas de los cuencos se mantuvieran en secreto.

Los cuencos llegaron a la zona del Himalaya gracias a la ruta de la seda aproximadamente en el año 100 a.c. gracias a la utilización de las caravanas por la expansión del comercio. Por lo que probablemente esta fuera la via por la que llegaron al Tibet.

La expansión a occidente fue gracias al movimiento hippie, que llevo a muchas personas a viajar a oriente a países como India y Nepal que compraban los cuencos , esto fue en los años sesenta. A España llegaron sobre los años 80.

Actualmente son muy conocidos y se utilizan con muchas finalidades, tales como relajación, masajes, música, en Reiki y en todo tipo de terapias alternativas en la apertura y equilibrio de los Chakras.

¿Cómo se hacen y crean los Cuencos Tibetanos?

Resultado de imagen de cuenco tibetano

 

El bronce, que tuvo su mayor crecimiento en China, es una aleación del cobre y el estaño en unas proporciones específicas (3 a 1), y se han encontrado muchos objetos de este material hacia 4500 a.c. Desde entonces se fabricaron muchos utensilios de cocina y otros objetos en bronce. Luego, alrededor del año 2000 a.c. ya había muchas campanas de bronce, y a partir del año 1000 a.c. comienza a darse a conocer el bronce y aumenta la fabricación de objetos de este material.

Muchos cuencos tibetanos se fabrican artesanalmente, con la aleación de 7 metales, cada metal simboliza un cuerpo celeste: El oro el Sol, la plata la luna, el mercurio el planeta mercurio, el hierro Marte, el plomo Saturno, el estaño Júpiter y el cobre Venus.

Fabricar los cuencos tiene un proceso totalmente artesanal. La aleación del bronce se funde a una temperatura de unos 1000º y se coloca en los moldes, que pueden ser de cuencos, campanas o cualquier otro objeto que se quiera fabricar de este material. Suelen hacerse cuencos de diferentes tamaños. Una vez se saca el cuenco del molde, se pasa a limpiarlo y pulirlo. En la actualidad, la mayoría de los cuencos se hacen en Nepal. En la fase de limpieza quedan muchos restos que serán reutilizados en las siguientes fundiciones. Seguidamente el cuenco pasa a la penúltima fase que es pulirlo interior y exteriormente. Finalmente, será grabado y pintado.

En la siguiente entrada que publicaremos en breve, hablaremos del sonido del Cuenco Tibetano y de cómo hacerlos sonar de forma correcta, ¡Hasta la próxima!